octubre 20, 2009

El Sueño del Esquimal #266, jueves 22 de octubre.



Los discos de Octubre, un cofre-tesoro y la luz que regresa desde su viaje huérfano.






PIANO MAGIC
Ovations
make mine music, 2009.

Décimo álbum en la carrera de Piano Magic, la agrupación londinense que formó Glenn Johnson en el verano de 1996 y a la vez el terruño dark por excelencia en la actualidad.
Ahora con "Ovations" se presentan cruzando el umbral definitivo, con maestría han esculpido un disco potente, de refinada poética y donde ningún rincón está demás, una verdadera joya de ambientes densos, poseedora de una hermosura que se expande y se agiganta a cada paso, sutilmente nos adentramos en un paraje arcano, romántico y de una rigurosidad artística admirable.
Cuando la música atraviesa ciertos límites, podemos encontrarnos con temas como "The Nightmare Goes On", que abre esta placa, un trazo sonoro venido desde otro tiempo, amplio y parecido a una catedral congelada, con esos teclados fúnebres y las percusiones tribales que van delineando una orilla distante y a la vez encantada, la voz de Brandan Perry (ex-Dead Can Dance) que regresa desde un ostracismo prolongado hace multiplicar el efecto místico y profundo de esta letanía flagelante y placentera.
¿Quién podrá quedar indiferente ante la belleza desafiante de "March Of The Atheists"?, otro eslabón de esta cadena fría y pesada, la lujuria y el deleite se retuercen en medio de una danza medieval, con Peter Ulrich (otro ex-Dead Can Dance) en las percusiones y Johnson tomando las riendas del carruaje con su voz distintiva.
El cortejo no cesa y la electrónica espesa se muestra en "On Edge", tema turbulento de ritmo minimal, que exhibe al colectivo Piano Magic en todo su esplendor, paso firme frente al peldaño divisorio, Cedric Pin en la voz, Franck Alba, Jerome Tcherneyan, Alasdair Steer, Angele David-Guillou y por supuesto siempre Glen Johnson enseñando el naipe, no hay miradas bipolares, esto es nervio duro.
Es innegable el paseo por la estela añosa del sonido 4AD, con The Cure, Death In June y Dead Can Dance como compañeros de alcoba, oscuridad y belleza se concentran en "The Blue Hour", llegando directo al centro de una sensibilidad secreta y abriéndola para un nuevo tiempo, nuevos rostros que buscan atrapar el arte de las sombras, la vestidura negra tampoco está demás.

Sin dudas Piano Magic ha escrito su mejor trabajo, los ángeles caídos han llenado la habitación, ahora ya todo es jardín.


myspace.com/lowbirthweight












MAGIK MARKERS
Balf Quarry
drag city, 2009.

Combo ruidista formado en Hartford, Connecticut, a comienzos de esta década, Elisa Ambrogio en voz y guitarra junto a Pete Nolan en batería, amigos de la autogestión y el sonido de baja fidelidad, han sabido mover la escena, metiendo en la juguera buena dosis de noise deslavado, algo de resaca punk y melodías que logran rozar el pop indie.
Se radican en Brooklyn y son apadrinados por Thurston Moore y su sello Ecstatic Peace!, para su disco "Boss" de 2007, que se anotó como una de las novedades de aquel año. Ahora en su tercera placa pisan firme con Drag City como soporte, entregando un nuevo pozo de tonalidades plomizas, desde un comienzo "Balf Quarry" trae la añoranza de la No Wave neoyorkina de fines de los '70s, ese antro exploratorio que lavó caras y actitudes en busca de un nuevo concepto arty, que escarbaba en el punk y el ruidismo para romper con los bordes de la musicalidad establecida.
Hay que reconocer que Elisa le saca lustre a su voz en temas enfermizos, que de tan raros consiguen poseer belleza y descaro, estructuras desnudas que nadan por una corriente turbia, a veces demencial, sin embargo el disco toma consistencia y se torna terriblemente agradable por momentos, dejando de lado el amparo noise e internándose a través de una tierra extraña, a medio camino entre Throwing Muses y Lydia Lunch con Teenage Jesus And The Jerks.

Ternura de sanatorio.


myspace.com/theemagikmarkers












FUCK BUTTONS
Tarot Sport
ATP recordings, 2009.

El año pasado se presentaron con " Street Horrrsing" y nos mantuvieron a punto del colapso nervioso, con sus honduras y deformaciones sonoras, queda claro ahora que eso sólo era el comienzo de la narcosis.
Las criaturas del noise maquinal han regresado desde Bristol, para desprender un nuevo disco, infinitamente más desencajante que aquel pequeño entremés, "Tarot Sport" es la apertura a un universo desconocido, Andrew Hung y Benjamin John Power dibujan hoy un trayecto tan despiadado, que desde un comienzo se nos presenta como una fuente de sonidos sin concesiones, inusual es encontrar tal grado de distancia con líneas estlísticas ya trazadas.
Junto al músico inglés Andy Weatherall (The Sabres Of Paradise) como productor, dan vida a una placa que juega con la luminosidad y la elevación, electrónica saturada, noise marciano y un resultado que incluso podría ser la primera huella de una nueva frontera perceptiva.
Se alejan y se acercan como unos Seefeel deformados por Gang Gang Dance en "Surf Solar", primer single y corte que abre este reducto prismático, la nave parte con el motor cargado, se trata de techno anfetaminado, viento estelar que va y viene, debe haber otros mundos, otras islas, samples que van consumiendo una estructura plagada de capas sonoras venidas desde la altura, futurismo puro.
A ratos pensamos en unos Tangerine Dream bestiales, que regresan desde un viaje inter-galáctico y es verdad, este disco ensancha el arco sonoro creado anteriormente por Fuck Buttons, ahora sus parcelas ruidistas miran hacia el sol y los cuerpos celestes, desdibujados en una plaqueta mercenaria llamada "Rough Steez", golpeteo metálico, respiración artificial y una constelación de estrellas que se despedazan en el horizonte, somos favorecidos al contemplar el espectáculo.

De seguro escuchar "Tarot Sport" con audífonos y a todo volumén debe tratarse de una experiencia alucinógena, la música como un carro sin control a pasos de la gran colisión, definitivo, disco del año, lo que quieran...

Mentes en Expansión.


myspace.com/fuckbuttons












INCA ORE
Silver Sea Surfer School
acuarela, 2009.

Eva Sealens es la más desquiciada de las hadas malignas que poblan el noise espectral norteamericano.
"una chica cubierta por un extraño velo, retorcida sobre un teclado y murmurando salmos poéticos delante de un micrófono tratado con pedales", como tan bien la grafica Jesus Llorente en el blog de su sello Acuarela .
La música de un tiempo muerto que queda entre los recuerdos y el pensamiento, si alguna vez Inca Ore elevó catedrales de cristal con su manto pagano, ahora se convierte en la diosa de la tempestad, supuestamente "Silver Sea Surfer School" es su disco menos hermético, menos mal, porque se trata trayectos intuitivos y desfigurados que casi siempre terminan en un despeñadero, quiebres de una realidad marchita que no para en copiar con la lucidez del niño que enfreta sus temores más sagrados.
Por momentos nos parece escuchar a Clara Blackmore y su theremín quejumbroso, a Reynols con Miguel Tomasín y su maraña paranormal, la espiritualidad que consigue la música cuando se aleja de los parámetros previamente asignados, esto es una ruta en la bruma, todo el rato masajeando el borde hasta deformarlo a su antojo, con Paavoharju, Fursaxa, Grouper, Axolotl, Pocahaunted y Aghäst como cosmonautas de apoyo.

Encerrado en la escafandra, las larvas se toman mi sangre y vomitan mi futuro...


myspace.com/incaoreincaore












ELEGI
Varde

miasmah, 2009.

Cuando la música se presta para causar daño quedan cicatrices como esta, el músico noruego Tommy Jansen aka Elegi, ya había lanzado los sonidos hasta el fondo del mundo marino en "Sistereis" de 2007, el mar y su espesura de nuevo se apoderan de esta mente creativa, eso sí ahora para mostrar su lado más oscuro, su crueldad.
"Varde" es una creación inspirada en una desventura, en la muerte misma, que dejó la expedición del capitán Robert Scott en 1912, en busca de nuevas rutas a través del peligroso Mar Ártico y que terminó con su embarcación atrapada en medio de los hielos polares y sin ningún sobreviviente, así también en esta obra sonora hay muy poco de aire, solo encontramos ambientes mortuorios que ofrendan su desdicha a los caídos, pocas notas de piano que se extienden por field recordings marinistas, de vez en cuando una gaviota nos recuerda que aún existe vida en esta desolación perpetua, viajamos a través de las cadencias sin encontrar un atisbo de tierra firme, todo pareciera dirigirse hacia las profundidades, como una especie de película corta que se apega a los sonidos como un último respiro antes de hundirse, "Una Sinfonía De Horror" como bien lo describe el músico en su MySpace.
No hay nada más acá, sólo muerte.


myspace.com/elegi


















Escucha El Sueño del Esquimal, hoy jueves 22 de octubre, desde las 21 hrs, por Radio Placeres, 87.7 fm y on-line.

(Si ya es demasiado tarde, y eres valiente, puedes descargar este programa aquí: esde266
elimínese después de escuchar!)




Recomendados:





Tercer Encuentro de Arte Sonoro Tsonami, entre el 23 y el 31 de octubre en Valparaíso.


Te invitamos a revisar la programación del tercer Encuentro de Arte Sonoro Tsonami que será realizado entre el viernes 23 y el sábado 31 de octubre en la ciudad de Valparaíso, Chile.

Tsonami es un encuentro internacional que reúne improvisadores, artistas sonoros y compositores en una semana de conciertos, instalaciones, charlas, talleres y transmisiones de radio, todo con entrada liberada.

Los dejamos cordialmente invitados a asistir a las actividades, la inauguración será realizada este viernes 23 a las 19:30 hrs en Sala Rubén Darío ( Calle Blanco 1113).

Para mayor información revisa nuestra Web www.tsonami.cl







1 comentario:

hawai dijo...

¿por qué eso ha de estar mal?
hay veces en que el cariño hacia una banda es tal que es casi imposible no demostrarlo.