junio 06, 2007

El Sueño del Esquimal 162, jueves 7 de junio.

Hola!!!!!!

Cuando aún reverberan los ecos de la visita de Robin Guthrie a Valparaíso, nos atrevemos a trastocar nuevamente el espacio sonoro con una nueva historia, una que nos habla de experimentación, independencia, malos pasos y por sobretodo de ruido oscurecido.



PORT-ROYAL
Afraid to Dance

resonant, 2007.

Entre guitarras somnolientas y beats quebradizos parte el segundo disco largo del quinteto italiano Port-Royal, los cuales ya habían captado nuestra atención desde aquel espacial disco debut llamado "Flares" (2005).
Envueltos en el halo emancipador del sello británico Resonant, la banda de Génova desplega toda su cosmovision ambientalista en este luminoso "Afraid to Dance", trabajo sonoro donde los sintetizadores, samples y cuerdas se expanden hacia lejanas direcciones, transportando al oyente por un vasto firmamento aéreo, plagado por delicadas capas de atmósfera y ruido blanco.
Solo aterrizaremos cuando los ritmos se comienzan a revelar en una extraña "deca-dance", vergel de bondades muy cercanas a los comienzos del ambient hipnótico, marca registrada del señor Eno, por supuesto la construcción de ambientes sigue entregándonos grandes resultados
de estructura lisérgica y placentera.



SAVAGE REPUBLIC
Siam ep

neurot, 2007.

Verdadera leyenda del underground musical norteamericano, Savage Republic escribío una de las páginas más agrias, violentas y expresivas del post-punk yanqui de los 80's.
Desde el mítico sello Independent Project (también cuna de bandas tan recordadas como Autumnfair y Half String), desperdigaron trabajos oscuros, industriales y destructivos como "tragic figures" (1982), "ceremonial" (1985) y "jamahiriya" (1988).
"Siam" es su primer trabajo en estudio después de 18 años y solo 5 temas nos dejan en claro que todo el daño permanece intacto, esas guitarras contenidas parecen una maldición entregadas a percusiones que rozan lo tribal, mientras un bajo profundo va marcando los pasos de un regreso contundente y revelador. Derraman la misma basura desencajada y atonal de antaño, todo continúa transcurriendo, cuando sin ningún remordimiento ni careta una voz gutural nos relata que existe un gran vacío en America del Norte y también en nuestras vidas.
A cobijarse.



SHELLAC
Excellent Italian Greyhound

touch and go, 2007.

Otros que regresan de su ostracismo, esa bestia bastarda conformada por Steve Albini en la guitarra, Todd Trainer en los tarros y Bob Weston en bajo, los mísmisimos Shellac of North America.
Han pasado 7 largos años desde aquel insurgente "1000 hurtz" (2000), una de las bandas de culto más citadas, copiadas y nombradas hoy regresan con todo su dramatismo, nervio duro y violencia. Para entregarnos uno de los discos del año sin duda "Excellent Italian Greyhound"(nombre que tributa al perro galgo del batero), un desarrollo exultante que conjuga primitivismo, silencio, experimentación, conocimiento y autonomía, quién lo iba a pensar teniendo a todos sus hijos ya pasados a mejor vida, digo: Rodan, June of 44, Polvo, Come y algunos chilenos también. El tridente de Illinois nos lanza la mejor patada voladora directo a nuestro adormecimiento plástico y maloliente, dejándonos preparados para "mearle la cara a dios". Agradezcamos.



THE NATIONAL
Boxer

beggars banquet, 2007.

Oriundos de Ohio, trasplantados a la vertiginosa urbe de Brooklyn, New York. Ambiciosos y desatados con una carga emocional en sus composiciones muy poco habitual. El quinteto The National ofrece en su cuarta producción, descaro, noche y una cuota importante de perversidad que acongoja.
Hay en este trabajo una aire a bar trasnochado, ambientes embriagados por el humo de mil cigarros acabados, a gente que merodea calles oscurecidas, húmedas.
En terminos musicales es muy destacable el tratamiento de percusiones siempre adelantadas o aceleradas, a eso sumemos un vocalista (Matt Berninger) que recuerda a Stuart Staples de los Tindersticks y al señor Cohen sin ostentamientos, más una estructura de banda oscura tipo The Chameleons, The Cure o Interpol.
A fin de cuentas un disco muy recomendable para gente que oscila entre la mala vida y el vicio o por lo menos que lo intenta.



EXPLOSIONS IN THE SKY
All of a Sudden I Miss Everyone

temporary residence, 2007.

Vuelve el post-rock apocalíptico en manos de uno de sus cultores más aventajados, Explosions in the Sky. Toda una leyenda dentro de su estilo, el cuarteto de Texas se deja caer al abismo con su cuarto disco de estudio, grabado por John Congleton(The Roats, The Mountain Goats) en los Pachyderm Studios de Minnesota.
Verdadero aluvión sónico donde dan rienda suelta a su música de tonos grises, como ese viento frío que viene antes de la tormenta, lo sientes y ya sabes lo que vendrá luego. Sin concesiones van dejando el crispado ruido se sus guitarras reberverantes, mientras que una avasalladora base rítmica destruye todo a su paso. Rock en estado puro, que en sólo 6 track nos dejan en claro su concepto, Explosiones en el cielo. El gran cataclismo que se avecina ("It's Natural To Be Afraid").



recomendamos:









Y hasta mañana, recuerda oír on-line por acá.

1 comentario:

thom fuhrmann dijo...

Thank you for reviewing "SIAM" Our new album "1938" will be released in October.
All the best
thom f.
SR/autumnfair