marzo 11, 2009

El Sueño del Esquimal # 240, jueves 12 de marzo.

Las mañanas me han recordado que existe el frío y las nubes bajas, dejemos que la música explique semejante truco de escena, si la música se puede ver, alborada de sonidos.




PSYCHIC ILLS
Mirror Eye
the social registry, 2009.

Parecieran encontrarse en una realidad paralela, su sonido se distancia de aquel debut de 2006 "Dins" disco de psicodelia ruidosa y animal, con "Mirror Eye" se sumergen en una experimentación nubosa, enigmática y por momentos casi espectral, pocos rastros quedan acá del aluvión sónico, ahora encontramos ritmos tribales, ambient aislacionista y una fragmentación del espacio sonoro más cercana a las subidas interplanetarias de Spectrum por ejemplo, pero el cuarteto de Brooklyn aún mantiene ese núcleo de fuego, queda claro en las líneas de bajo dinámicas de Elizabeth en la obertura de diez minutos llamada "mantis" junto a las voces narcóticas de Tres Warren y los teclados expansivos de Jimy SeiTang, es como adentrase en un templo arcano y perderse en sus honduras alucinógenas, se alejan tanto del suelo que hacen pensar en Bardo Pond y en los alemanes Can.
Los tambores rituales de Brian Tamborello abren "meta" la segunda estación de este viaje laberíntico, las guitarras de Warren tejen una maraña difusa y cubierta por una belleza oriental que sorprende y atrae, se hace corto el recorrido ácido de cuatro minutos, podría eternizarse y tampoco molestaría. Luego de algunos ejercicios de electrónica subterránea, aparece "eyes closed" misteriosa y cubierta por un niebla espesa, voces tratadas y una guitarra abisal que no deja de contornearse en la oscuridad, pareciera un corte perdido de los más aletargados Suicide, por las voces principalmente. En "i take you as my wife again" el plano se electrifica y se tuerce hacia una exibición de sonidos ralentizados y profundos, no es una canción eso está claro, son ruidos que van superponiéndose una y otra vez hasta crear un engendro agrietado y distante, los sonidos del espacio exterior y sus pulsasiones desconocidas nos dejan justo en la plataforma para degustar "fingernail tea" corte drónico, guitarras y teclados que reverberan iluminando el horizonte, recuerdan un poco el mundo de Spacemen 3 y ya todo ha cambiado.
Costará un poco valorizar esta obra musical que se mueve en los bordes de lo que a veces tratamos de entender como rock experimental, pero desde ya les avisamos que vale la pena el tiempo y el mareo en esta alineación de cuerpos celestes.

www.myspace.com/psychicills






MARISSA NADLER
Little Hells
kemado, 2009.

El regreso de la chica tímida, la mujer de canciones oscuras que hablan de la muerte, el dolor y la pérdida.
Desde Boston, Marissa Nadler nos presenta su cuarto disco y nuevamente nos atardece en arrullo atormentado, es imposible quitarle la cara al encantamiento que producen su voz y sus ornamentaciones musicales que juegan en un reducto siempre cercano al despojo y al tiempo frío, armada como siempre con una flota de instrumentos naturales y uno que otro toque de electricidad que no hacen más que dar más brillo a un disco mágico, contundente y hermoso de principio a fin.
Comienzo cadencioso en "heart paper lover" le saca partido al silencio, piano minimal y una voz limpia, pero cargada de vida, la alegría y la tristeza siempre en una cerrada lucha, luego pasea por el bosque en "rosary" como una niña y sus fantasías se desplaza frágil por una canción en donde casi es perceptible la luminosidad y el cielo azul, el pedal steel hace recordar a Mazzy Star y la voz de Marissa no está tan lejos tampoco de Hope Sandoval en este trazo.
La bateria electrónica y la magia dark de "Mary come alive" se parecen al tema "dazzle" que abre "Hyaena" disco de Siouxsie and The Banshees de 1984, difícil no entregarse por completo a este corte intrincado que muestra el lado más afilado de "Little Hells" en donde nuevamente sale triunfadora la voz única de Marissa, lobo y cordero siempre, lo otro importante quizás es lo sencillo de su música y que sin embargo da tanto espacio para situarse e imaginar, ya sea con la lluvia, el viento, las lágrimas, las despedidas furtivas y los acercamientos en menor y mayor grado, eso ya es una maestría poco usual.
Un disco donde siempre algo está a punto de aparecer, esos 'infiernitos' personales que tanto tienen que decir, "Ghosts and Lovers".

www.myspace.com/songsoftheend






PAN AMERICAN
White Bird Release
kranky, 2009.

Haber sido parte de una de las bandas fundamentales de la música de riesgo en los 90s' deja la vara alta, el nombre de Labradford no se borra tan facilmente, sin embargo Mark Nelson ha sabido cerrar la puerta y abrir la ventana con su proyecto Pan American desde 1997 explorando los límites de la electrónica paranormal y así hemos llegado hasta su sexto album en el futurista año 2009, una grande y brillante sorpresa se desliza desde esta placa, vuelve a tomar la curva y quizás se podría hablar de su trabajo más orgánico o más Labradford, los ojos miran en sepia mientras Nelson entrega su voz, esa que no oíamos hace tanto tiempo, mucho silencio significa también un montón de cosas que decir, quién sabe, pero en "there can be no thought of finishing" retornan esos susurros encadenados con la bruma que tanto espacio e inspiracion otorgaron a estas mismas letanías, de aspecto similar a esas hendiduras "White Bird Release" se muestra hasta cierto punto como un retorno, aunque tratándose de un músico tan atípico, podría significar una nueva estación en el plano espiral, lo único cierto es que el disco es gratificante, sanador, Mark Nelson otra vez junto a una batería, a un bajo, instrumentos de viento y cuerda que se mueven libres dentro de las atmósferas estáticas entregadas por las teclas y la pantalla de ordenador, curiosamente todo cuadra y más valor toma un disco de este carácter cuando sabemos que fue concebido bajo la inspiración de un creador de cohetes de principios del siglo xx, Dr. Robert Goddard y una carta que escribió para H.G.Wells, escritor británico de ciencia ficción del 1800 y creador del libro "La Guerra de los Mundos" (1898), los nombres de los temas de este disco de Pan American son un fragmento de dicha carta escrita en 1932. Otra vez descubriendo los velos, asomando los ojos en la oscuridad.
Una estrella comienza a morir lentamente en la distancia.






-Actividad Paranormal-


EVELYN FUENTES
Sin Culpa
independiente, 2009.

Otra voz que retorna, en este caso se trata de la ex-vocalista de la banda chilena Christianes, Evelyn Fuentes, hay que recurrir a recuerdos personales para situarse en lo que fue la diseminada escena noventera y lo que dejó ese entorno, entre nombres que hasta ahora brillan en la memoria como Sien, Justine, Tercer Subterráneo, Ulises Post-Mortem y Lvna In Caelo, son sin duda un terreno que da gusto evocar, quizás no tan fundidos como la escena local actual, pero con una espontaneidad salvadora, en ese tiempo dieron vida al cemento inerte de Santiago, una fotografía instantánea, incluso Christianes alcanzó a editar un disco llamado "Ultrasol" en 1995 y para EMI, que por aquel entonces entregaba una mano 'desinteresada' a la nueva escena nacional tan golpeada y dormida según decían los medios de la época, siempre hubo algo eso es verdad, pero no se sabía por donde tomar la post-dictadura, era tan fría y desolada como la dictadura misma.
A pasado más de una década y acá encontramos a Evelyn, lo sugestivo de su voz y letras, ahora solo arropada con una guitarra acústica, solitaria y no hace falta más, 'ni siquiera sé como explicarlo', pero "Sin Culpa" es uno de esos discos que se encarnan, será por las letras siempre tan verdaderas, todos los años resumidos, el tránsito necesario por esta vida ociosa, sus comisuras intoxicadas por el hálito del amor y el olvido, y quién quiere perder?.
Siempre quedó una envoltura en las líricas de "Ultrasol", más allá de Arenas, Heyne y el ruido, había un gesto acallado que quedaba impregado, no sé, por ejemplo... "no moriré jamás, como la luz del sol" son frases que alguién quedó musitando en el rincón de la pieza y me atrevo a decir que en "Sin Culpa" hay una gran cantidad de nuevas utilidades que podrían acompañar este nuevo tiempo, me dan ganas de citar variadas frases, pero es tan grande el pozo que prefiero sea descubierto en forna individual, el disco se puede descargar por AQUÍ, buen provecho.
Sí Evelyn, eres el centro.






SCREEN VINYL IMAGE
Interceptors
safranin sound, 2009.

Pareciera ser que estos tres muchachos de Washington D.C. quieren unir la oscuridad del rock agrio, las bandas sonoras setenteras italianas y la maldad que descansa en cualquier mortal destinado a dar rol a una tarde de alarde y experimentación.
Lo cierto es que en este debut adelantado, dan rienda amplia a una maquinaria tan estridente e insana que no da más que para bajar la cabeza y recibir, utilizan la electrónica desgarbada para mimetizar una furia que no sé desde donde les nace, pero se encuentra acá, el pasado de un futuro electrónico que nunca fue, Neu!, Broadcast y The Jesus and Mary Chain envueltos en una dulce pesadilla, las voces planean en una penumbra constante, y dan para danzar junto a Clan of Xymox y Depeche Mode, todos los refugios han sido destapados y lo que aquí te espera es un abrazo de puños cerrados, esto no es un revival cualquiera, utilizan los sonidos abrasivamente para hacer desaparecer lo anterior, devastan sus influencias, estos tres jóvenes Kim, J y Nathan, sus cintes y todas las fiestas del mañana pero oscurecidas, solo siluetas que quedan contorneándose en una pista enferma, brujerías flotantes.

www.myspace.com/screenvinylimage




para este finde!:





Nos encontramos hoy jueves 12 de marzo como siempre a través de Radio Placeres, 87.7 fm y on-line si funciona por acá.


Adieu.

1 comentario:

Hawái. dijo...

no se si se malentendió.
sí creo que la sección es necesaria, y no pensé que fuera obligatoria. además esa opinión la dije luego de la primera vez que salió. solo creo, que por razones lógicas, y al ser las producciones nacionales menores en relación al resto, tal vez debiera ser mas espaciada en el tiempo. por otro lado, debiese mirarse no solo al presente sino también al pasado.

eso.